De nuevo, Travesía del Cauca 2015, pero del sur hacia el norte.

Vuelo VIVAC, Travesía del Cauca 2015

Luego de culminar con éxito la travesía VIVAC Medellín- Cali 2015 hace solo unas semanas, me embarqué en una nueva aventura que pretendía hacer un recorrido similar, pero esta vez desde la ciudad de Cali hasta la bella y colonial Santa Fe de Antioquia; aproximadamente 400 kilómetros de distancia que tuve el honor de compartir con dos grandes protagonistas del parapente en la escena global: Horacio Llorens, múltiple campeón del mundo en parapente de acrobacia y su compañero Thomas Dorlodot, quien también siente un especial gusto por romper récords con su vela en unos parajes increíbles.

Travesía del Cauca 2015 

El 12 de febrero desde el despegue Cerrito Valle el Paraíso comenzamos nuestro camino, el clima no estaban siendo amigable, el ambiente estaba frío y las condiciones difíciles para los vuelos cortos y largas caminatas se extendieron durante los 3 días siguientes como si la cábala del “Viernes 13” estuviera haciendo de las suyas, aunque de igual forma pudimos llegar al municipio de Toro, Valle. Habiendo recorrido ya una parte del itinerario, nuestro cuarto día de aventura se abría con unas condiciones climáticas inestables, perfectas para mantenernos en el aire.

Para esta sesión se nos unió un parapentista alemán llamado Kevin y que, al igual que mis amigos, estaba sorprendido por la imponente geografía colombiana y por el gran potencial que representa para la práctica del Cross Country (recorrido de largas distancias en parapente) y de la modalidad VIVAC que consiste en un vuelo integrado con la naturaleza, quienes la practicamos debemos volar, aterrizar y dormir a la intemperie, evitando los medios mecánicos para avanzar o para acercarnos a los despegues, es decir, no sólo debemos recorrer la mayor cantidad de kilómetros posibles en el aire, sino que al estar en tierra debemos caminar largos tramos y subir montañas para continuar con nuestro camino.

Siguiendo con la historia, ese mismo día los 3 tomamos rutas diferentes: yo me desvié luego de Anserma, pasé por Belarcázar hasta llegar a Risaralda; mientras tanto Tom y Horacio se dirigieron hacia el norte consiguiendo un excelente vuelo de aproximadamente 120 kilómetros, pronto llegaron al departamento de Antioquia, específicamente al municipio de Caramanta lugar desde donde despegamos en la mañana siguiente.

En esta nueva jornada arrancamos hacia el norte, es indescriptible la sensación de estar sobrevolando mi tierra mientras divisábamos desde arriba los bellos pueblos de Támesis, Jericó y Titiribí… la tarde fue muriendo y nos encontrábamos ya en el municipio de Armenia, Mantequilla a sólo 40 kilómetros del objetivo planteado, Santa Fe de Antioquia; de igual manera con nuestro equipo de trabajo habíamos programado que la travesía duraría 5 días, pero al comienzo de la misma las condiciones meteorológicas no estuvieron de nuestro lado, situación que nos tenía con un sin sabor.

El 17 de febrero – 6 en nuestro cronograma– estaba espectacular: la tierra comenzó a calentarse desde temprano y se identificaban unas buenas nubes para volar. Salimos a medio día, enganchamos la primera térmica con poca intensidad, y al cabo de dos horas teníamos suficiente altura para alcanzar una excelente senda térmica que nos llevó a nuestro destino final en apenas dos horas, pero la verdad ¡no queríamos parar allí! Sentíamos una fuerte necesidad de exigirnos como deportistas y de sacarnos la espina generada por el retraso anterior, de lo pensar en la satisfacción de realizar un alargue en nuestro recorrido calculado en tres horas y media y al que solo dos pilotos en la historia habían podido realizar, nos llenó de fuerza para continuar.

Estaba decidido, los tres llegaríamos hasta Medellín, cerca al despegue de San Félix, el que fue mi punto de partida en la anterior experiencia. El vuelo fue muy técnico y luego de superarlo aterrizamos con una gran sonrisa en nuestro rostro ¡lo habíamos logrado!

Las estadísticas fueron fabulosas: recorrimos poco más de 400 kilómetros comprendidos entre dos de las ciudades más importantes de Colombia, aumentamos el nivel de dificultad y logramos culminar con éxito en seis días y lo mejor, en las propias palabras de nuestro compañero de aventura Thomas Dorlodot, “el 88% de la traviesa la hicimos sobre las nubes, la cual es una cifra que en esta modalidad es tremenda”

Así finalizo la Travesía Cauca 2015, gracias por acompañarme durante este recuento, por ahora me continuaré preparando porque soy uno de los deportistas clasificados para los Red Bull X-Alps, un desafío que me llena de orgullo y que pronto les estaré contando.

 

Definitivamente EL CIELO ES MI CASA 

Alex Villa

Parapentista antioqueño

COMMENTS (3)

  1. china airlines

    I’m really enjoying the design and layout of your site.
    It’s a very easy on the eyes which makes it much more pleasant for
    me to come here and visit more often. Did you hire out a developer to create your theme?
    Superb work!

POST A COMMENT

: Required
: Required